Ir a opiniones expertas

Impacto en medios

Zabala Innovation explica en El País las ayudas Next Generation EU para empresas en 2023

colaboración con El País Next Generation 2023
Fernando Pérez

Fernando Pérez

Director de la Unidad de Negocio de Programas Nacionales / Executive Committee

Reproducimos a continuación un artículo publicado este martes en el diario El País, en el que nuestro director de Programas Nacionales, Fernando Pérez, explica qué ayudas de los fondos Next Generation EU para empresas nos esperan en 2023.

 


 

2022 ha sido el año en el que ha tomado impulso el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) que articula las ayudas procedentes del fondo europeo Next Generation EU. Se trata de la mayor inyección económica de la Unión Europea (UE) hasta el momento cuyo objetivo es reactivar las economías de los países miembros tras la situación derivada de la pandemia. Una transferencia de capital que ahora, ante un escenario de incertidumbre, toma especial relevancia como impulso a una economía cuyo crecimiento se ralentiza.

La Comisión Europea anunció en junio un incremento de las transferencias directas que llegarán a España hasta 2026. El plan preveía originalmente la entrega de 69.500 millones de euros en subvenciones no reembolsables. A estos se añadirán ahora 7.700 millones, por lo que la cuantía total ascenderá a 77.200 millones de euros. Un importe que el Gobierno debe aún solicitar formalmente a la Comisión. No se ha anunciado cómo se repartirá este nuevo capital, pero lo que sí se sabe es que hasta el momento España ha recibido 31.000 millones de euros y está previsto que entre finales de este año y principios del próximo llegue un desembolso de 6.000 millones. A lo largo de 2023, se entregarán 17.000 millones en dos tandas, una de 10.000 y otra de 7.000 millones de euros.

Fernando Pérez, director de Programas Nacionales de la consultora Zabala Innovation, asegura que 2023 también será un año con multitud de convocatorias de programas para la adjudicación de las ayudas, ya que todos los planes han de concretarse antes de que acabe el ejercicio. El objetivo es que todo el presupuesto europeo se haya ejecutado para finales de 2026. “El próximo año veremos iniciativas ligadas a la I+D y a la sostenibilidad, con el impulso a la economía circular en el sector del plástico, el textil y en el equipamiento de renovables, además de en movilidad y autoconsumo”, resume este experto.

Está previsto el lanzamiento de nuevos proyectos estratégicos para la recuperación y transformación económica (PERTE), como el que estará centrado en la descarbonización, cuyo fin principal será la reducción de las emisiones de la industria manufacturera. Este PERTE se sumará a los 11 ya existentes dedicados a sectores como el del vehículo eléctrico, el naval, el aeronáutico o el agroalimentario, desde los que se organizan las convocatorias de ayudas para Administraciones, ciudadanos y empresas.

Formación y digitalización para las pymes

Además, los principales programas que giran en torno a la digitalización, el crecimiento y la mejora de la sostenibilidad en las pequeñas y medianas empresas (pymes), que ya están en marcha, seguirán vigentes durante el próximo ejercicio. “La mayoría son planes con ayudas de cuantías pequeñas, pero que resultan muy útiles para este tipo de compañías”, explica Pérez.

La Escuela de Organización Industrial (EOI), dependiente del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, gestiona seis iniciativas sufragadas con los fondos europeos para apoyar a pymes de todos los sectores. Su finalidad es potenciar su digitalización, crecimiento e internacionalización, a través de la formación, el acompañamiento y el fomento de la colaboración entre empresas. El programa Activa Industria 4.0, por ejemplo, tiene por objetivo proporcionar asesoramiento para la integración de tecnologías punteras, como la inteligencia artificial, en 3.300 pymes de la industria manufacturera; Activa Crecimiento pretende, tras un análisis individual, establecer planes de mejora generales en 2.600 compañías de todos los sectores, mientras que Activa Ciberseguridad quiere blindar ante posibles ataques informáticos los sistemas de 4.500 pymes.

El Programa Kit Digital, del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, cuenta con ayudas a empresas de hasta 49 empleados para que avancen en su transformación tecnológica. El objetivo es dotarlas de herramientas digitales que les permitan dar visibilidad a su negocio, vender por internet y mejorar sus procesos productivos, mediante bonos digitales de entre 2.000 y 12.000 euros, que solo se puede emplear con compañías acreditadas por este ministerio.

Red.es, entidad pública empresarial dependiente de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, es la responsable de gestionar esta iniciativa que consta de tres convocatorias. La primera, abierta hasta marzo de 2023, va dirigida a empresas de 10 o más empleados y menos de 50 y otorga ayudas de 12.000 euros para invertir en soluciones digitales como la ciberseguridad o el marketing digital. La segunda, para organizaciones de entre tres y menos de 10 trabajadores, ofrece bonos de 6.000 euros hasta septiembre del próximo año. Y la tercera, para empresas de menos de tres trabajadores y autónomos, entrega 2.000 euros a cada compañía que lo solicite antes de octubre de 2023. Hasta el momento, se han concedido 86.000 bonos, de acuerdo con Red.es.

Avanzar en la transición energética de las pymes

En el apartado energético, el PRTR contempla, a través del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), subvenciones para fomentar el autoconsumo y la sustitución de vehículos contaminantes por otros más limpios. Las empresas del sector servicios pueden optar a ayudas para la colocación de placas fotovoltaicas de hasta el 45% del valor para un sistema de autoconsumo básico y de entre el 45% y el 65% del coste de las baterías de almacenamiento.

Las compañías de los sectores industrial, agropecuario y de servicios tienen a su disposición un programa para la implantación de instalaciones renovables, como placas solares térmicas, bombas de calor o geotermia. Esta iniciativa subvenciona el 40% del coste para las medianas empresas y del 45% para las pequeñas.

El IDAE también dispone de un plan para modernizar la flota de vehículos de las empresas. Se trata del Plan Moves III, que ya existía antes de la llegada del fondo europeo Next Generation EU, pero que en 2021 pasó a financiarse con el primer desembolso. Este paquete permite la adquisición de hasta 50 vehículos eléctricos, híbridos enchufables y de pila de combustible —que funcionan con hidrógeno—, así como de puntos de recarga. Para aquellas compañías con la necesidad de renovar un número mayor de automóviles existe Moves Flotas. Este programa subvenciona un porcentaje de la compra de hasta 500 vehículos, además de la adquisición o la adaptación de los sistemas digitales de gestión de flotas y la formación del personal. Para las empresas ubicadas en municipios de hasta 5.000 habitantes o en municipios no urbanos de hasta 20.000 habitantes que no tengan ningún núcleo de más de 5.000 habitantes, el porcentaje de ayuda aplicable se incrementa entre cinco y 10 puntos porcentuales. Estos planes están vigentes hasta el final de 2023 y son gestionados por las comunidades autónomas.

Cómo acceder al fondo europeo Next Generation EU

Las convocatorias de los programas del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) del Gobierno español, que articula los fondos europeos, se pueden consultar en el portal web creado por el Ministerio de Hacienda y Función Pública o a través de las páginas web que las comunidades autónomas han habilitado para la gestión de las ayudas. Son ellas principalmente, junto con los ministerios y los ayuntamientos, las encargadas de su trámite y concesión.

Fernando Pérez, director de Programas Nacionales de la consultora Zabala Innovation, reconoce que estar al tanto de todas las convocatorias, tanto regionales como nacionales, y filtrar aquellas que pueden resultar útiles supone un reto para las pequeñas y medianas empresas (pymes) que no siempre pueden asumir. Por eso, el asesoramiento de un gestor profesional que acompañe a la empresa en el proceso de solicitud resulta de gran utilidad para multiplicar las posibilidades de éxito. Las entidades bancarias ofrecen este papel de guía, no solo durante la solicitud, sino también en la ejecución, ya que se suele requerir de justificaciones económicas y técnicas a lo largo del proceso.

Persona experta

Fernando Pérez
Fernando Pérez

Sede de Madrid

Director de la Unidad de Negocio de Programas Nacionales / Executive Committee