Ir a opiniones expertas

SOSTENIBILIDAD

La importancia de mejorar la economía circular en la cadena de valor en la UE

economía circular gabriele gaffuri
G

Gabriele Gaffuri

Consultor senior de Innovación

El Plan de Acción de la Economía Circular es un pilar esencial del Pacto Verde de la UE y proporciona una clara indicación de la urgente necesidad de mejorar la circularidad de nuestro modelo económico, como se puso de manifiesto recientemente en la Conferencia de Partes Interesadas en la Economía Circular a principios de marzo.

El actual modelo lineal de extracción de recursos está mostrando claros signos de insostenibilidad a medio y largo plazo, caracterizado por la sociedad moderna derrochadora en la que vivimos, en la que los esfuerzos sistémicos para prevenir, reducir y recuperar los residuos siguen teniendo una prioridad demasiado baja.

Sin embargo, a medida que los ciudadanos, los consumidores y las empresas van tomando conciencia del problema, los objetivos de la economía circular son ya una prioridad intersectorial en los programas de financiación de la Unión Europea. Por lo tanto, hay que destacar cómo esta transición podría llevarse a cabo de una manera más holística.

De hecho, todos los sectores de nuestro sistema económico y de nuestra sociedad pueden conseguir beneficios sustanciales reduciendo los residuos y los productos secundarios producidos, valorizando sus subproductos cuando sea posible, y haciendo más eficiente su consumo de recursos primarios, lo que reducirá además el impacto sobre la tierra y el agua, tanto para los recursos orgánicos como para los minerales.

Principales lagunas en la economía circular

Ejemplos claros de lagunas evidentes en materia de circularidad pueden ser los sectores del textil, cada vez más caracterizados por una tendencia de «moda rápida» que lleva a un sobreconsumo de recursos primarios y secundarios y a un desecho incontrolado de los productos aún utilizables. O el sector de la salud que, desde el estallido del Covid-19, recurre aún más a los productos desechables, aumentando los costes y limitando los esfuerzos de reducción de los materiales plásticos. La agricultura puede ser otro buen ejemplo, dada la enorme cantidad de subproductos orgánicos que suelen tirarse (según la Fundación Ellen Mac Arthur, los residuos orgánicos representan la mitad de la producción mundial de residuos sólidos).

Sin embargo, estos tres sectores tienen potencial, ya que todos muestran claras lagunas, pero también soluciones ya identificables, que de todos modos necesitan un fuerte compromiso social y financiero para ser resueltas, como puede ser la valorización de los subproductos orgánicos a través de la digestión anaeróbica, el compostaje o la cría de insectos para la agricultura, y el enfoque en productos duraderos, lavables y reciclados para el sector textil y, en una medida limitada, el sanitario.

La economía circular en Horizon Europe

Por tanto, hay que responder a una pregunta fundamental: ¿Cómo pueden los proyectos de la UE contribuir a reforzar la circularidad de nuestra cadena de valor en toda la economía sectorial?

Es importante saber que la mayoría de los principales programas de la UE incluyen convocatorias que ayudarán a acelerar la transformación hacia una economía más circular y a cumplir las políticas de economía circular de la UE. A este respecto, el programa Horizon Europe desempeña un papel fundamental. Es el principal programa de I+D, del que surgen las principales oportunidades:

  • Clúster 4 Digital, Industria y Espacio (concretamente los temas de RESILIENCIA para 2022).
  • Clúster 5 Clima, Energía y Movilidad (en particular las convocatorias 2022 Uso eficiente, sostenible e inclusivo de la energía y Suministro de energía sostenible, seguro y competitivo).
  • Clúster 6 Alimentación, Bioeconomía, Recursos Naturales, Agricultura y Medio Ambiente, en el que para 2022 las principales convocatorias relacionadas con la circularidad estarán exclusivamente relacionadas con las propuestas de la segunda fase presentadas a mediados de febrero.

Otros programas importantes

Aún más importantes son las oportunidades incluidas en el Programa LIFE ya que, en el campo de acción del medioambiente, se dedica una rama entera a la Economía Circular y la Calidad de Vida (100 millones de presupuesto en 2021). En general, desde 1992, LIFE ha apoyado más de 700 proyectos sobre prevención y reducción de residuos, reciclaje y reutilización, con un total de más de mil millones de euros de inversión.

En consonancia con la intención de la UE de reforzar la circularidad de la cadena de valor, otros programas relevantes son el Fondo de Innovación, tanto para proyectos a pequeña como a gran escala (para cualquier iniciativa de simbiosis industrial o circular), CEF (y sus temas sobre el entorno construido y la energía), Europa Digital (tema TEF-AGRIFOOD) e Interreg, ya que las pymes son un actor vital en esta transición, pero a menudo carecen de los medios para alcanzar los objetivos, los mismos objetivos que deberán cumplirse si queremos completar la transición en la que hemos avanzado rápidamente en los últimos 10-15 años, y que no puede retrasarse más.

Persona experta

G
Gabriele Gaffuri

Sede de Bruselas

Consultor senior de Innovación

No es el sector, es el proyecto

Lo importante no es seguir avanzando, sino saber hacia dónde ir. Y nuestra tasa de éxito del 37% demuestra que en Zabala sabemos guiar a nuestros clientes.

Áreas de especialización