Ir a opiniones expertas

CULTURA

La Cultura como herramienta transversal

Leire Martiarena

Consultora Senior de I+D+i

Cultura leire martiarena

La cultura es uno de los términos más complicados de definir (cuenta con más de 164 definiciones solo en inglés). Por lo tanto, a la hora de escribir este artículo, nos encontramos con un primer reto conceptual: ¿cómo definimos este término, con cuál de las definiciones nos quedamos?

Si atendemos al origen etimológico, no encontraremos mayor claridad, puesto que la palabra cultura proviene del verbo latín “colere” que tiene varios significados, como cultivar o habitar.

Si buscamos una respuesta en la historia, tampoco obtendremos un término unificado, puesto que cultura se ha utilizado para referirse a diversos conceptos a lo largo de los siglos, desde los cultivos agrícolas durante la baja Edad Media, el proceso de formación de los artistas, filósofos y la élite en general en el Renacimiento, hasta utilizarlo como sinónimo de civilización o proceso de razonamiento durante la Ilustración.

En este caso, nos decantaremos por una mezcla de definiciones actuales, tanto de la RAE, como de la UNESCO y la Comisión Europea (CE), que hacen hincapié en la cultura como “conjunto de formas de vida, costumbres, conocimientos y desarrollos artísticos, científicos, industriales y económicos pertenecientes a un grupo de personas”.

Esta definición nos ofrece una idea del potencial de la cultura, capaz de promover la innovación y la transformación tecnológica, económica y social en diversos ámbitos. Este poder transformacional es el que se ha puesto de relieve en los últimos años y se quiere reforzar a través de diferentes iniciativas, incluyendo los programas de financiación europea.

La cultura en el marco de la UE: una Nueva Agenda europea para la cultura

La transversalización de la cultura, y su creciente papel como eje vertebrador y cohesionador de la sociedad, se ve reflejada en la Nueva Agenda Europea para la Cultura, publicada por la Comisión Europea en mayo de 2018, que tiene como objetivo “aprovechar plenamente el potencial de la cultura para ayudar a construir una Unión más integradora y justa, apoyando la innovación, la creatividad y el crecimiento y el empleo sostenibles” .

La agenda presenta tres ejes de acción, que serán promovidos tanto a través de la CE como de los Estados Miembros, que tienen las competencias en materia de políticas culturales:

  • Dimensión social: utilizar el potencial de la cultura y la diversidad cultural para el bienestar y la cohesión social.
  • Dimensión económica: apoyo de la creatividad basada en la cultura en los ámbitos de la educación y la innovación y para el empleo y el crecimiento.
  • Dimensión externa: refuerzo de las relaciones culturales internacionales.

Europa Creativa: programa emblemático de la UE para los sectores culturales y audiovisuales

Si nos centramos más en el ámbito económico, el principal apoyo a las industrias culturales y creativas a nivel europeo se articula a través del programa Europa Creativa, que cuenta con un presupuesto total de 2.440 millones de euros para el periodo 2021-2027, incrementando en un 65% el presupuesto del periodo anterior (2014-2020).

Este aumento de presupuesto se debe a dos factores principales: el compromiso de las autoridades por potenciar el papel cohesionador y desarrollador de las industrias culturales y creativas en la sociedad europea y el apoyo a estos sectores que han sufrido especialmente las consecuencias de la pandemia de la Covid-19.

El programa se divide en tres subprogramas:

  • Cultura, centrado en el desarrollo, movilidad, competitividad y cooperación entre los sectores culturales: pintura, artes plásticas, artes escénicas, música y literatura.
  • Media, dedicado a la industria audiovisual, promueve la producción y distribución de obras de cine y televisión, además de apoyar la industria del videojuego.
  • Capítulo interseccional, que promueve acciones transversales de colaboración política para el fortalecimiento del sector cultural, el fomento de la innovación en el sector y el refuerzo y modernización de los medios de comunicación.

Este programa, que publica más de 20 convocatorias por año, pone especial énfasis en los creadores y profesionales del sector. Una clara muestra de la apuesta por la revitalización del sector por parte de la CE se refleja en el aumento presupuestario para el año 2022, que cuenta con un importe total de 385,6 millones de euros, casi 100 millones más que el año 2021.

Transversalidad de la cultura: la Nueva Bauhaus Europea

No obstante, la cultura, o industrias culturales y creativas, han transcendido su ámbito de actuación para poner de relevancia su carácter transversal y la necesidad de integrar estas disciplinas en el desarrollo de otros ámbitos.

En este contexto, la Nueva Bauhaus Europea, anunciada en septiembre de 2020, busca crear un puente y un espacio de colaboración entre la tecnología, el arte y la cultura. Esta iniciativa, promovida directamente por la presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Leyen, tiene como objetivo principal acercar el Pacto Verde Europeo (Green Deal) a los ciudadanos, con la intención de crear un futuro “sostenible, inclusivo y bello”. Estas tres dimensiones forman la piedra angular de la Nueva Bauhaus Europea, que promueve el trabajo multidisciplinar, favoreciendo la participación de artistas y profesionales creativos en los procesos de transformación territorial.

La nueva Bauhaus Europea, que finalizó su fase de co-creación en septiembre de 2021, supone rescatar la multidisciplinariedad como forma de trabajo, y afecta a un gran número de programas de financiación europea, incluyendo convocatorias dedicadas a su desarrollo en Horizonte Europa, LIFE o la propia Europa Creativa.

Además, la iniciativa organiza sus propios premios (New European Bauhaus Prizes) para el reconocimiento de proyectos locales que sirven de ejemplo de la materialización del triángulo “Sostenibilidad-Estética-Inclusión”, y ofrece oportunidades de colaboración entre actores diversos a través de su plataforma.

Valor añadido de la cultura y las industrias creativas como promotores de la innovación

Por último, y volviendo al objetivo principal de este breve relato, destacamos el potencial del arte y la cultura, como disciplina transversal, en proyectos de innovación tecnológica y educativa.

El programa Horizonte Europa, principal fuente de financiación de la investigación y la innovación, requiere en este nuevo periodo la integración efectiva de las humanidades y ciencias sociales en proyectos de todos los sectores: desde la salud hasta la energía, pasando por la digitalización, la fabricación y el transporte. La colaboración efectiva entre disciplinas, que toma cada vez más relevancia, pretende generar nuevos procesos de pensamiento, de trabajo y de investigación, y el aporte de las industrias culturales y creativas en este proceso de reinvención en especialmente destacable: la aplicación de modelos de desarrollo y diseño creativos permite fomentar la innovación desde sus pasos más tempranos. Proyectos como FEAT (Future and Emerging Art and Technology), demuestran que la combinación de la ciencia con el arte ayuda a obtener mejores resultados, más innovadores, y que llegan mejor al usuario final.

Además, el arte y la cultura apelan directamente a las emociones, por lo que son una gran herramienta para realizar una comunicación efectiva y conseguir el compromiso de los usuarios finales y grupos de interés. El factor emocional es especialmente importante en el ámbito de la educación, siendo aconsejable y efectivo la inclusión de técnicas creativas en proyectos del programa ERASMUS +, que promueve la innovación en el sector educativo.

Como mensaje final, sólo queda volver a incidir en la cultura y el arte como herramientas aplicables a todos los ámbitos del desarrollo. Y no, no estamos diciendo nada nuevo: sólo tenemos que echar la vista atrás y pensar en las figuras del Renacimiento, que cultivaban tanto el conocimiento científico como humanístico. Y, afortunadamente, no es necesario que lleguemos a la altura de Leonardo da Vinci, porque la colaboración entre profesionales de diferentes disciplinas nos permite combinar diversos saberes para enriquecer los procesos y ofrecer mejores soluciones a la sociedad.

 

 

 

Persona experta

Leire Martiarena
Leire Martiarena

Sede de Bilbao

Consultora Senior de I+D+i

No es el sector, es el proyecto

Lo importante no es seguir avanzando, sino saber hacia dónde ir. Y nuestra tasa de éxito del 37% demuestra que en Zabala sabemos guiar a nuestros clientes.

Áreas de especialización