Ir a noticias

DEDUCCIONES FISCALES Y BONIFICACIONES

“El propósito es maximizar y optimizar el gasto en I+D+i y el resultado directo en la empresa”

gasto en I+D+i

El consultor senior de I+D+i en ZABALA, José Miguel Carrión, referente en el ámbito de Deducciones Fiscales TIC y Bonificaciones en la cotización de personal a la Seguridad Social por I+D+i, habla sobre cómo minimizar el riesgo al que se enfrentan las entidades cuando deciden apostar por la innovación

La innovación parece ir siempre acompañada de riesgo, más todavía ahora si cabe, con la situación de incertidumbre ocasionada por la pandemia del Covid-19 con la que todavía lidian las empresas. José Miguel Carrión, consultor senior de I+D+i en ZABALA Innovation, responde aquí a algunas preguntas que clarifican los posibles escenarios. El profesional cuenta con más de cuatro años de experiencia en la gestión de proyectos de I+D+i, elaborando y gestionando propuestas para clientes desde IBEX35 hasta medianas y pequeñas empresas, especializado en proyectos TIC, después de formarse como Ingeniero en Telecomunicaciones.

¿Por qué invertir en I+D+i?

Ahora los Fondos Europeos apuestan por ella y resaltan la importancia que tiene la innovación tecnológica en el desarrollo, ya no solo a nivel empresarial, sino a nivel de país. De hecho, hay muchos indicadores que dejar ver cómo la apuesta por la innovación es el gasto que, a un corto, medio o incluso largo plazo, es la más significativa y la que más permite a la empresa crecer y ganar valor.

¿Cómo minimizar el riesgo que aun así se sufre en la apuesta por la innovación?

A parte de las ayudas y subvenciones hay dos instrumentos directos con los que cuenta la administración: las deducciones fiscales por I+D+i y las bonificaciones por personal investigador.

Deducción fiscal

La Deducción Fiscal por I+D+i es una ayuda fiscal que premia el esfuerzo de las empresas por desarrollar actividades innovadoras posibilitando una reducción de impuestos o incluso su aprovechamiento estando en pérdidas. Su destinatario son los sujetos pasivos de este impuesto, independientemente del número de la empresa, y de su sector de actividad.

En la Deducción fiscal de todo el gasto de un proyecto de Innovación en I+D+i, se recibe un retorno, una reducción, una deducción de impuestos de mínimo un 12% por innovación tecnológica o un 25% de I+D+i, o incluso un porcentaje más elevado dependiendo de los requisitos que se cumplan.

Bonificaciones

Por otro lado, las bonificaciones por I+D+i son un tipo de incentivo que permite la reducción del 40% de las contingencias comunes de la Seguridad Social por los trabajadores que realizan en exclusiva actividades de I+D+i. Los trabajadores tienen que estar incluidos en los grupos 1,2,3 y 4 de cotización, y los contratos pueden ser de carácter indefinido, en prácticas o por obra o servicio determinado.

De las bonificaciones se puede beneficiar cualquier tipo de entidad de manera inmediata, ya que se activa desde que se comunica a la Seguridad Social. El principal requisito es que la persona dedique el 100% de su jornada a esa actividad, tanto de innovación tecnológica como de I+D.

En el caso de las pymes, las que tienen el Sello de Pyme Innovadora, está permitida la compatibilidad de deducirse y bonificarse por un mismo trabajador por actividades de I+D+i, algo que las grandes empresas no pueden hacer.

El 99% de las pymes que trabajan con ZABALA Innovation tienen este sello y se benefician de esta compatibilidad.

¿Cuál es la diferencia entre I+D+i e innovación tecnológica?

La I+D es una novedad objetiva para la empresa y para todo el mundo, porque consiste en un proyecto absolutamente novedoso en la investigación y el desarrollo. Es algo que no existe en la competencia, directa ni indirecta. En resumen, algo totalmente novedoso y disruptivo.

Sin embargo, la innovación tecnológica, la “i pequeña”, es una innovación subjetiva. Es decir, puede ser que haya una novedad que tiene tu competidor u otro país, pero en tu propia empresa no existe, no está implementada y quieres introducirla. Es algo que antes no estaba implementado a medida en la empresa y ahora sí, pero era algo que ya existía. Eso es innovación tecnológica, donde el riesgo es inferior que en el I+D.

¿Cuál es el perfil de las personas que trabajan en I+D+i e innovación tecnológica?

Es muy fácil imaginarse a la gente que trabaja en I+D+i con bata blanca en el laboratorio de una gran empresa. Pero no tiene por qué ser así. Es fácil que trabajen compañeros, conocidos, familiares o gente del entorno. Se amplía mucho el rango en la innovación tecnológica, donde ahora la tendencia es creciente. Realmente, la innovación tecnológica comprende cualquier actividad que cuenta con una novedad subjetiva para la empresa, el área, el sector o el proyecto en sí.

¿Cuál es el papel de las administraciones públicas ante este aumento de trabajo en innovación?

Para las administraciones, la investigación, el desarrollo y la innovación son una apuesta directa. Al final, con todos los fondos europeos, lo que quiere la administración pública es fomentar y apostar por las empresas del sector público o privado que decidan invertir en I+D+i. La tendencia a lo largo de este año y con la mirada puesta en el futuro es que esa apuesta se dirija a la transformación digital, disruptiva e innovadora también de la propia administración, porque es necesaria.

Además de estos incentivos, cada día se fomenta más la deducción fiscal y las bonificaciones. Esto se puede ver en los informes que se hacen anualmente, los Informes Motivados Vinculantes, que califican de las actividades de I+D+i y sus gastos asociados por parte del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades.

¿Cuáles son los requisitos, el proceso a seguir y el objetivo final de estos incentivos?

El propósito es maximizar y optimizar el gasto en I+D+i y el resultado directo en la empresa. Es decir, lo que se potencia es que las empresas sean innovadoras y que trabajen por la innovación, además de tener a personal altamente cualificado que se forme de manera constante.

El proceso, sin embargo, tiene sus complicaciones. Por eso es aconsejable la especialización de una consultora con experiencia como puede ser ZABALA Innovation.

¿Qué aspecto es el más importante para poder contar con estos incentivos?

La correcta identificación, la planificación y el control de los servicios. La posibilidad de obtener la bonificación del 40% permite a las organizaciones ser más competitivas. Muchas veces se trabaja para terceros, entonces, gracias a la reducción de costes que proporcionan las bonificaciones, se puede bajar el coste de tu servicio, de manera que la oferta puede ser más competitiva en el mercado. Es decir, se puede mejorar el resultado incluso reduciendo gastos.

Sobre la deducción fiscal, se puede aplicar a proyectos de años pasados, porque permite recuperar gastos anteriores. Es interesante tener en cuenta que el mejor momento para analizar proyectos y actividades es el último trimestre del año, para empezar en enero con decisión sobre deducción fiscal, bonificaciones o la compatibilidad que permite el sello de pyme innovadora.

6 tips para enfrentarse al riesgo en la innovación

  • Apuesta por la clara tendencia actual de innovación maximizando resultados mediante incentivos, que minimizan los riesgos
  • Incentivo por deducción fiscal por I+D+I
  • Incentivo por bonificaciones
  • Fomento de la innovación, porque sin ella no hay crecimiento
  • Control y gestión de la innovación y el riesgo asociado
  • Apuesta por la colaboración y confianza, ZABALA Innovation es líder en innovación