Ir a noticias

NEXT GENERATION EU

El PERTE agroalimentario se pone en marcha

PERTE agroalimentario

El Consejo de Ministros acaba de aprobar la primera ayuda para el sector agroalimentario del programa Next Generation EU, el mayor instrumento de estímulo económico jamás planteado en la Unión Europea.

De los más de 750.000 millones de euros que están en juego con los fondos Next Generation EU, el Gobierno de España recibirá cerca de 152.000 millones.

Los va a canalizar a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), y debido a la importancia del sector agroalimentario (es la primera industria española) se ha definido un Proyecto Estratégico de Recuperación y Transformación Económica (PERTE) específico para este sector. Los dos actores implicados en definir este plan estratégico para el sector agroalimentario son el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) y el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo (MINCOTUR).

Los primeros 345 millones

En los próximos tres años el sector recibirá cerca de 2.500 millones de euros, y la buena noticia es que el Consejo de Ministros acaba de aprobar, este 2 de noviembre, el primer paquete de ayudas cifrado en 345 millones de euros. Estos fondos se destinarán al fomento de la competitividad, la modernización y la bioseguridad animal y vegetal del sector agrario. Las solicitudes de ayuda se dirigen a las comunidades autónomas, que tendrán que realizar las convocatorias en un plazo máximo de seis meses. Se prevé que comiencen muy pronto, en el primer trimestre de 2022. Por el momento se han destinado 115,3 millones de euros para el ejercicio 2021, dentro de un paquete de ayudas que engloba también 2022 y 2023.

El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia cuenta con treinta componentes, dos de ellos específicos para el sector agroalimentario. El componente número 3 se centra en la transformación ambiental y digital del sector agroalimentario y pesquero y está dotado con 1.051 millones de euros, principalmente para regadíos y explotaciones. Por su parte, el componente número 12 se centra en la Política Industrial España 2030 y destina 1.000 millones de euros a otros participantes de la cadena agroalimentaria. A estas cifras hay que sumar los cerca de 500 millones aportados por la inversión privada.

¿Cómo se estructura el PERTE agroalimentario?

El proyecto estratégico para el sector agroalimentario ha diseñado una batería de medidas encaminadas a digitalizar los procesos e incorporar conocimiento e innovación para promover el desarrollo integrado de toda la cadena agroalimentaria. De esta manera se facilitará el acceso a alimentos seguros, sanos y sostenibles que cubran las necesidades de la población.

Para lograrlo, el PERTE agroalimentario se estructura en tres procesos transversales: la trazabilidad y seguridad alimentaria; la sostenibilidad y competitividad y, por último, el desarrollo de nuevas tecnologías, servicios y productos que permitan aumentar la capacidad exportadora de productos agroalimentarios y tecnológicos.

¿En qué fase están el resto de PERTEs?

Estos proyectos estratégicos son grandes planes que exigen la colaboración entre administraciones, empresas y centros de investigación. Además del PERTE agroalimentario, hay otras cuatro grandes líneas de actuación que se encuentran en fases desiguales de desarrollo:

-El PERTE del vehículo eléctrico y conectado fue aprobado por el Consejo de Ministros el 13 de julio de 2021, por lo que ya está en ejecución.

-El PERTE de salud de vanguardia fue aprobado por el Consejo de Ministros el 30 de noviembre de 2021.

-El PERTE sobre el español como nueva economía de la lengua ha sido anunciado.

-El PERTE aeroespacial está en estudio.