Ir a noticias

PERTE VEC

Industria anuncia una convocatoria extraordinaria del PERTE VEC en el primer semestre

convocatoria extraordinaria perte vec

Buenas noticias para todas las iniciativas potencialmente elegibles para el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica en el sector del Vehículo Eléctrico y Conectado (PERTE VEC). En el primer semestre de este año habrá una convocatoria extraordinaria del PERTE VEC con remanentes existentes. El PERTE VEC III va a contar con más de 200 millones de euros en subvenciones y 100 millones de euros en préstamos.

Y, para el segundo semestre del año y gestionado por ENISA, habrá también un PERTE VEC IV con 1.250 millones de euros y 1.000 millones de euros, en forma de subvención y de préstamo, respectivamente, según anunció el lunes el ministro de Industria, Jordi Hereu, en el Congreso de los Diputados. Respecto a las resoluciones del PERTE VEC II línea B de proyectos individuales, Hereu ha anunciado que las primeras 15 resoluciones provisionales se publicarán a partir del 7 de febrero.

A mediados de enero y tras la aprobación definitiva del Real Decreto-ley por el que se adoptan medidas para afrontar las consecuencias de los conflictos en Ucrania y Oriente Próximo, además, se anunció que el plazo de ejecución de los proyectos aprobados en anteriores convocatorias del PERTE VEC podrá ampliarse en hasta dos años y medio después de la fecha límite establecida con anterioridad, y hasta septiembre, respectivamente.

Ampliación para el PERTE VEC

Para acceder a esta prórroga, los beneficiarios deberán presentar una solicitud en la que expliquen detalladamente la imposibilidad de llevar a cabo la actividad subvencionada dentro del plazo inicialmente otorgado en la resolución de concesión de la ayuda. En su caso, al solicitar una ampliación de plazos, las empresas beneficiarias deberán evidenciar también que el tiempo disponible después de concluir la actividad subvencionada es insuficiente para llevar a cabo de manera adecuada la justificación o comprobación requerida. Los plazos de ejecución y justificación o comprobación no podrán ampliarse nunca más de 30 meses.

La solicitud de ampliación de plazos deberá respaldarse con una de las siguientes causas:

  • Causas sobrevenidas. Modificaciones imprevistas que no pudieron preverse al momento de la solicitud y que no eran previsibles con la debida diligencia profesional en la elaboración del proyecto.
  • Incorporación de avances técnicos. Justificación de la conveniencia de incorporar avances técnicos que mejoren significativamente la actividad, siempre y cuando la disponibilidad en el mercado haya sido conocida después de la concesión de la ayuda.
  • Fuerza mayor. Situaciones extraordinarias que hagan imposible la ejecución del proyecto en los términos inicialmente definidos.

“El PERTE VEC constituye el primero de todos los convocados dentro del Plan de Recuperación Transformación y resiliencia (PRTR), y parte de unas premisas muy exigentes, tanto por alcance de los proyectos, como por la modalidad de beneficiarios”, se puede leer en el preámbulo del decreto anticrisis. Desde el inicio, su enfoque ha sido audaz, al exigir que cada solicitud reflejara un conjunto integral de acciones individuales y colaborativas a lo largo de toda la cadena de producción de vehículos eléctricos. Las exigencias, sin embargo, especialmente en áreas cruciales como las baterías, han revelado cuellos de botella y ajustes en las especificaciones técnicas, reflejando la evolución constante de un sector emergente.

En cuanto a los beneficiarios, el PERTE VEC requiere la formación de agrupaciones para la ejecución de los proyectos. Este formato impone mayores desafíos, ya que cualquier desviación en el camino debe ser previamente conocida y aprobada por los involucrados, generando tiempos de toma de decisiones más prolongados en comparación con procesos de ayuda individual. Estas desviaciones, además, pueden implicar cambios estructurales en las agrupaciones, que necesitan ser aceptados tanto internamente como por la administración.

Adicionalmente, la cadena de suministro ha experimentado problemas coyunturales, especialmente en puntos críticos para el desarrollo global, como materias primas para baterías y semiconductores. “Todo ello ha supuesto que el plazo actual que permite la orden de bases y convocatoria de 2022 sea muy constreñido para llevar a cabo los proyectos del PERTE VEC y una demora puede poner en riesgo la ejecución y el cumplimiento de hitos y objetivos relativo a la aprobación de la evaluación del plan de recuperación y resiliencia de España”, reza el apartado de motivaciones de la normativa.

Ampliación para ayudas al sector turístico

Una prórroga similar ha sido establecida también para las ayudas concedidas al sector turístico en el marco del PRTR:

  • a organismos de investigación y de difusión de conocimientos para proyectos de I+D con el objetivo de dar respuesta a los retos de los destinos turísticos;
  • para la transformación digital y modernización de las entidades locales que forman parte del Camino de Santiago;
  • para la transformación digital y modernización de las entidades locales que forman parte de la Red de Destinos Turísticos Inteligentes;
  • para proyectos de digitalización de última milla en empresas del sector turístico.

Se extiende el plazo de ejecución hasta el 30 de septiembre de 2024, mientras que los plazos para justificación y comprobación se amplían hasta tres meses después del vencimiento del plazo anterior. En ambos casos, los plazos quedan modificados automáticamente a la fecha de entrada en vigor del Real Decreto-ley 8/2023, de 27 de diciembre.