Ir a noticias

VÍDEO

«Los CAE permiten monetizar los ahorros energéticos de las empresas»

¿Estás pensando realizar una inversión en eficiencia energética? Entonces debes conocer qué es y para qué sirven los Certificados de Ahorro Energético (CAE). Como ya te contamos, un Certificado de Ahorro Energético es un documento electrónico que garantiza que, tras llevar a cabo una actuación de eficiencia energética, se ha conseguido con dicha acción un ahorro de energía final, equivalente a 1 kWh.

Como explica en el vídeo nuestro compañero Fernando Díaz, consultor experto en eficiencia energética, «se trata de un sistema que permite monetizar los ahorros energéticos de las empresas, recuperando así parte del coste de las inversiones en eficiencia energética». Como pueden ser el cambio de iluminación, mejora del aislamiento térmico, renovación de equipos industriales, etc.

Estas actuaciones de eficiencia energética se han clasificado en dos categorías:

  • Actuaciones singulares, que se refieren a acciones específicas y poco comunes en cualquier sector para mejorar la eficiencia energética.
  • Actuaciones estándar, que abarcan las actuaciones más frecuentes en sectores como industria, residencial, terciario y transporte. Para estas medidas, el Ministerio para la Transición Ecológica ha elaborado fichas que detallan los requisitos que deben cumplirse y la metodología que debe emplearse para calcular el ahorro energético.

Ejemplo para solicitar los Certificados de Ahorro Energético

Para conocer cómo funcionan los CAE vamos a ver un ejemplo. En este caso, hablamos de una actuación de tipo estándar, que consiste en sustituir un compresor de aire por uno más eficiente. Lo primero es ir a la ficha que el Ministerio pone a nuestra disposición, y la que nos indica los requisitos que debemos cumplirá en esta actuación:

  • Instalar al menos un registro horario y de caudal en la tubería de salida antes del colector de distribución.
  • La actuación requiere de un profesional o empresa habilitado para llevar a cabo la instalación de equipos a presión, lo cual se debe acreditar mediante la correspondiente inscripción en el Registro Integrado Industrial.
  • Por otro lado, la ficha nos indica cómo realizar el cálculo de ahorro de energía. La manera de medir el ahorro energético es comparar las eficiencias de los diferentes compresores, multiplicando la diferencia de potencias específicas por el flujo de aire efectivo y por las horas de funcionamiento en modo activo de los compresores.

Es importante recordar que cualquier mejora en eficiencia energética que genere ahorros anuales superiores a 30 MWh puede ser vendida durante los siguientes 3 años desde su implementación, siempre y cuando los trabajos hayan comenzado después del 24 de enero de 2023.