Ir a noticias

NAIMA: Células Na-ion para promover la transición energética europea

El proyecto europeo NAIMA quiere desarrollar células Na-ion para las tecnologías de almacenamiento de energía

NAIMA es un nuevo proyecto financiado por el programa Horizonte2020, con 8 M€, y que tendrá una duración de 3 años. Inició el mes pasado en Amiens (Francia) y, ZABALA participa como socio encargado de la Comunicación y Diseminación.

El proyecto NAIMA demostrará que dos nuevas generaciones de células de Na-ion altamente competitivas y seguras, serán las alternativas más rentables para desbancar a la tecnologías-Li de litio en las aplicaciones de almacenamiento. El Na-ion está respaldado por una cadena de valor en la European Battery (socios industriales del consorcio), que, apoyan con financiación privada la fabricación de todos los componentes de una batería, preservando la propiedad y la fuerza de la industria europea.

NAIMA reúne a un consorcio de 15 socios de 8 países europeos (Francia, Alemania, Suecia, Bulgaria, España, Países Bajos, Eslovenia y Bélgica): 5 son organizaciones de I+D (CNRS, CEA, NIC, IHE, VITO), 6 PYMES (TIAMAT, BIOKOL, IEIT, GOLDLINE, ACC, ZABALA IC) y 4 grandes empresas (EDF, GESTAMP, SOLVAY, UMICORE). El perfil equilibrado e interdisciplinario de los socios cubre satisfactoriamente toda la cadena de valor de la batería junto con los diversos campos fundamentales de I+D requeridos en el proyecto. Además, un comité asesor internacional estará involucrado en el desarrollo del proyecto, de manera que los casos de uso desarrollados se conviertan en verdaderos modelos de negocio.

El proyecto está liderado por la empresa francesa TIAMAT, que fue la anfitriona de la reunión de lanzamiento en Amiens, y está especializada en el diseño, desarrollo y fabricación de células de baterías de iones de sodio destinadas a aplicaciones de corriente de carga rápida y alta descarga en los sectores de la movilidad y el almacenamiento estacionario.

En el marco del proyecto, se probarán 6 prototipos SIB en 3 Business Scenarios multiescala para proporcionar evidencias sólidas sobre la competitividad de la tecnología en 3 entornos reales (generación renovable – EDF/Francia, industria – GESTAMP/España y hogar privado-GOLDLINE/Bulgaria).

Para ello, la implicación de los usuarios finales (EDF, GESTAMP, GOLDLINE) jugará un papel crucial como estrictos «auditores de tecnología» para evaluar la viabilidad de convertirse en «compradores potenciales» de SIBs en sus ecosistemas empresariales. Además, el «enfoque de sostenibilidad» será asegurado por la definición de aplicaciones concretas de segunda vida y el cumplimiento de una alta tasa de eficiencia de reciclaje (>50% de peso). Este enfoque se reforzará con el desarrollo de una metodología integrada de productos capaz de combinar aspectos técnicos, ambientales y sociales en una evaluación completa del ciclo de vida (LCA) y en el cálculo del coste del ciclo de vida (LCC).

NAIMA en el contexto de la Transición Energética

La UE está haciendo la transición a un sistema energético seguro, sostenible y competitivo, tal y como se establece en la estrategia de la Unión Energética de la CE. La creciente penetración de las fuentes de energía renovable en el mercado energético de la UE, van de la mano de una alta competitividad de las tecnologías más consolidadas: Energía Eólica y Solar Fotovoltaica. La creciente cartera de instalaciones de energía renovable está permitiendo el despliegue de redes eléctricas industriales de gran a pequeña escala, y en un porcentaje cada vez mayor de electricidad producida en los hogares.

La mera disponibilidad de las materias primas de las células de Li-ion es casi un «milagro». En este escenario, la alternativa no litosa más robusta es la tecnología basada en el sodio-ión (Na-ión). Esta tecnología disruptiva ya está respaldada por una sólida cadena de valor de European Battery (socios industriales del consorcio) a través de su sólido compromiso de inversiones sustanciales en la fabricación de todos los componentes de una batería, preservando la propiedad y la fuerza de la industria en los países europeos.