Ir a noticias

La Comisión propone activar la cláusula general de salvaguardia del marco presupuestario ante el COVID-19

La medida tiene como objetivo ayudar a los Estados miembros, permitiéndoles la adopción de la política fiscal que consideren necesaria para afrontar la crisis del COVID-19, sin salir del dentro del Pacto de Estabilidad y Crecimiento

La Comisión ha propuesto hoy la activación de la cláusula general de salvaguardia del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC) dentro de su estrategia para responder de forma rápida, enérgica y coordinada a la pandemia del coronavirus. Tras su aprobación por el Consejo, permitirá a los Estados miembros adoptar medidas para hacer frente a la crisis de forma adecuada, apartándose de los requisitos presupuestarios que se aplicarían normalmente en virtud del marco presupuestario europeo.

La propuesta representa un paso importante en el cumplimiento del compromiso de la Comisión de utilizar todos los instrumentos de política económica a su disposición para prestar apoyo a los Estados miembros a la hora de proteger a sus ciudadanos y paliar las consecuencias socioeconómicas muy negativas de la pandemia.

La presidenta Ursula von der Leyen ha declarado: «Hoy proponemos la máxima flexibilidad de nuestras normas, de manera que los Gobiernos nacionales puedan apoyar a todos: a sus sistemas sanitarios, a su personal y a las personas tan gravemente afectadas por la crisis. Quiero asegurarme de que respondamos de la mejor manera posible tanto a la dimensión humana como a la socioeconómica de la pandemia del coronavirus».

La pandemia del coronavirus representa un grave choque para la economía europea y mundial. Los Estados miembros ya han adoptado o están adoptando medidas presupuestarias para aumentar la capacidad de sus sistemas sanitarios y prestar ayuda a los ciudadanos y sectores especialmente afectados. Estas medidas, junto con la caída de la actividad económica, contribuirán a unos déficits presupuestarios sustancialmente más elevados.

La Comisión pide al Consejo que apruebe lo antes posible su propuesta, afirmando su disposición a adoptar nuevas medidas en función de la evolución de la situación.

Medidas COVID-19 en Europa

La Comisión y el Consejo ya han aclarado que la pandemia del coronavirus merece la consideración de «circunstancia inusual que escapa al control de las administraciones públicas». La Comisión cree que hace falta una flexibilidad de largo alcance en el marco del PEC para proteger a los ciudadanos y las empresas de Europa de las consecuencias de esta crisis y apoyar la economía tras la pandemia. Por consiguiente, la Comisión ha decidido proponer la activación de la cláusula general de salvaguardia del Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

La estrategia de la Comisión para contrarrestar el impacto económico de la pandemia del coronavirus contempla que se utilice plenamente la flexibilidad de nuestros marcos presupuestario y de ayudas estatales, movilizando el presupuesto de la UE para que el Grupo BEI pueda proporcionar liquidez a corto plazo a las pymes y destinar 37 000 millones de euros a la lucha contra el coronavirus con cargo a la Iniciativa de Inversión en Respuesta al Coronavirus.

FAQs sobre la Claúsula general de salvaguardia del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC)

¿En qué consiste la cláusula?

La cláusula se introdujo como parte de la reforma ‘Six-Pack ‘del Pacto de Estabilidad y Crecimiento en 2011, que extrajo las lecciones de la crisis económica y financiera. En particular, esa experiencia destacó la necesidad de disposiciones específicas en las normas fiscales de la UE para permitir una desviación temporal coordinada y ordenada de los requisitos normales para todos los Estados miembros en una situación de crisis generalizada causada por una grave recesión económica de la zona del euro o la UE en su conjunto.

¿Por qué propone la Comisión activarla ahora?

La cláusula de escape se introdujo para permitir una desviación temporal coordinada y ordenada de los requisitos normales para todos los Estados miembros en una situación de crisis generalizada causada por una grave recesión económica para la zona del euro o la UE en su conjunto.

La pandemia de coronavirus está teniendo un gran impacto negativo en las economías europeas y mundiales. En su Comunicación de 13 de marzo de 2020 sobre la respuesta económica coordinada al brote de coronavirus, basada en un análisis de escenarios, la Comisión presentó un escenario económico que mostró que el PIB real podría contraerse un 1% en la UE en 2020. La Comunicación señalaba que no podemos descartar esenarios más adversos, vinculados a un impacto más profundo de la pandemia. La evolución desde entonces sugiere que tal escenario adverso se ha vuelto probable. La caída de la actividad económica en 2020 podría ser comparable a la contracción de 2009, el peor año de la crisis económica y financiera. Los Estados miembros también se enfrentan a los crecientes costos asociados con la contención efectiva de la pandemia y el apoyo a los ciudadanos y las empresas que se han visto afectados por la crisis.

La activación de la cláusula tiene como objetivo ayudar a los Estados miembros, permitiéndoles seguir una política fiscal que facilite la implementación de todas las medidas necesarias para enfrentar adecuadamente la crisis mientras se mantiene dentro del marco basado en normas del PEC.

Sobre la base de las consideraciones anteriores, y dada la grave recesión económica esperada, la Comisión considera que se cumplen las condiciones para activar la cláusula y solicita al Consejo que apruebe esta conclusión.

¿Cómo se activará la cláusula? ¿Cuáles son los siguientes pasos?

Mediante la adopción de la Comunicación de hoy, la Comisión comunica formalmente al Consejo que considera que se han cumplido las condiciones para activar la cláusula. Ahora se invita al Consejo a aprobar esto para proporcionar claridad a los Estados miembros. La próxima evaluación de los programas de estabilidad y convergencia de los Estados miembros, el pronóstico de primavera de la Comisión y las propuestas posteriores de la Comisión para recomendaciones específicas por país y su adopción por el Consejo brindarán la oportunidad de garantizar la coordinación necesaria y establecer la orientación para lograr una adecuada postura fiscal de apoyo a nivel nacional y agregado.

¿Cómo tendrá en cuenta las preocupaciones de sostenibilidad fiscal?

La cláusula estipula que su aplicación no debe poner en peligro la sostenibilidad fiscal. La desviación de los requisitos sería temporal.

La primera prioridad de la Comisión es utilizar todas las herramientas a su disposición para salvaguardar el bienestar de las personas y garantizar que haya una respuesta efectiva e inmediata a la pandemia de coronavirus. Los Estados miembros pueden utilizar la flexibilidad total prevista en el marco fiscal para hacer frente a la crisis sanitaria y abordar sus consecuencias económicas directas.

La Comisión cree que limitar el daño económico inmediato es necesario para limitar los riesgos para la sostenibilidad fiscal a mediano y largo plazo.

¿Cuánto tiempo permanecerá vigente la cláusula?

La Comisión aplicará toda la flexibilidad prevista en el marco fiscal de la UE durante el tiempo que sea necesario para permitir a los Estados miembros implementar medidas para contener el brote de coronavirus y mitigar sus efectos socioeconómicos negativos.

La propuesta de hoy sigue a la adopción por la Comisión de un Marco Temporal relativo a las ayudas estatales, que permite a los Estados miembros garantizar que las empresas de todo tipo dispongan de liquidez suficiente y preservar la continuidad de la actividad económica durante la pandemia del coronavirus y después de ella.

Fuente. EC