Ir a noticias

Implicaciones del Estado de Alarma en las ayudas públicas a la innovación

Te detallamos las implicaciones en la gestión de ayudas públicas del Real Decreto 463/2020, por el que se declara el Estado de Alarma por el COVID-19

Plazos administrativos mientras esté en vigor el estado de alarma

  • ¿Qué implica?

Implica la suspensión de términos e interrupción de plazos para la tramitación de los procedimientos de las entidades del sector público. Dicho de manera coloquial, “se para el contador”.

  • ¿Cuándo se reanudará el cómputo de plazos?

En el momento en que pierda vigencia el Real Decreto citado.

  • ¿A quién aplica?

A todo el sector público definido en la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas (Administración General del Estado, Administraciones de CCAA, Administración Local, y sector público institucional (cualesquiera organismos públicos y entidades de derecho público o privado vinculadas o dependientes de las Administraciones Públicas)). Es decir, aplica a todas las convocatorias de ayudas gestionadas por Administraciones Públicas Nacionales, Regionales y Locales.

  • ¿Puede un organismo emitir medidas concretas?

El órgano competente podrá acordar, mediante resolución motivada, las medidas de ordenación e instrucción estrictamente necesarias para evitar perjuicios graves en los derechos e intereses del interesado en el procedimiento y siempre que éste manifieste su conformidad, o cuando el interesado manifieste su conformidad con que no se suspenda el plazo.

  • ¿Qué plazos?

Los plazos de prescripción y caducidad de cualesquiera acciones y derechos quedarán suspendidos durante el plazo de vigencia del estado de alarma y, en su caso, de las prórrogas que se adoptaren.

  • ¿A dónde afecta?

Las medidas del Real Decreto afectan a todo el territorio nacional.

  • ¿Cuánto van a durar estas medidas?

Quince días, mientras siga vigente el Real Decreto, si bien el Congreso de los Diputados puede autorizar su prórroga, escenario que ya se está anunciando como más que probable.

  • ¿Qué implicaciones tiene en la gestión de ayudas?

Con carácter general, toda convocatoria de ayudas públicas se retrasa, de momento, 15 días. Es decir, si una convocatoria de ayudas tenía previsto el cierre para el 5 de abril, se retrasaría al 20 de abril. A no ser que el organismo correspondiente anuncie plazos mayores.

Lo mismo ocurre con las fechas límite para justificación o descargos de proyectos. Si un proyecto lo tenemos que justificar para el día 31 de marzo, se amplían los plazos para presentar las justificaciones los días que dure el estado de alarma, es decir, de momento, hasta el 15 de abril.

Todos los plazos quedan retrasados, incluidas todas las acciones que dependen de estos plazos. Es decir, los plazos de los pagos de las facturas que incluimos en una justificación también se amplían.

Ventanillas abiertas

En general se pueden presentar proyectos a convocatorias abiertas y se pueden presentar justificaciones de proyectos a los organismos correspondientes dado que las “ventanillas” siguen abiertas.

Es importante matizar que, a nivel técnico, algunos organismos como la AEI están indicando que los proyectos financiados con ayudas públicas se deben seguir ejecutando de igual manera, es decir, no se ven alterados en cuanto a plazos de materialización y por tanto de fechas para acoger gastos. Estaremos atentos a las interpretaciones que hacen el resto de los organismos públicos a este respecto.

Agencia Estatal de Investigación y CDTI:

La Agencia de Investigación Estatal (AIE) (gestiona convocatorias como Retos de Colaboración o Programa Torres Quevedo) ha publicado un comunicado al respecto: (VER COMUNICADO)

En él, confirma la suspensión de los plazos, pero añade dos matizaciones relevantes respecto a los proyectos en curso:

  • De forma general, el periodo de ejecución de las ayudas en curso (fecha de inicio y fecha de fin) no se verá afectado por esta situación. Es decir, si la fecha fin de un proyecto es el 30 de junio, esta fecha se mantiene, a no ser que solicitemos expresamente una ampliación del plazo debidamente argumentado.
  • La suspensión de los términos e interrupción de plazos no impide que los beneficiarios o solicitantes cumplan y realicen la actuación que les compete.

Así, las ventanillas seguirán abiertas y se podrán seguir realizando subsanaciones, alegaciones y recursos ante la AIE incluso durante el periodo en que esté en vigor el Real Decreto. Es decir, lo presentado se tendrá por presentado; la administración (al menos la AIE) no cierra.

Además, el CDTI ha emitido dos notas informativas al respecto.

  • Se suspenden plazos y se interrumpen procedimientos administrativos de:
    • todos aquellos regulados mediante convocatoria pública publicada en la Base Nacional de Subvenciones y en el BOE (es decir, MISIONES)
    • los procedimientos de emisión de informe motivado.
    • los procedimientos de contratación pública.
  • Se amplía en un mes los plazos de justificación de los proyectos apoyados con ayudas parcialmente reembolsables cuyo vencimiento se produzca durante el período que dure el estado de alarma (ver información)

Convocatoria MISIONES y CPI de CDTI

Por tanto, de momento, para la convocatoria MISIONES, recientemente publicada y cuya fecha de cierre era el 15 de abril, queda suspendido el plazo y se desconoce en qué fecha cerrarán la convocatoria. No obstante, las Consultas Preliminares al Mercado que tienen actualmente en curso desde la Oficina de Compra Pública Innovadora de CDTI no se ven alteradas en cuanto a los plazos.

Visitas de evaluación y seguimiento de CDTI

Además, como medida para garantizar la salud y seguridad, el CDTI ha suspendido temporalmente todas las visitas a empresas tanto de evaluación como de seguimiento. Sin embargo, los técnicos del CDTI trabajarán en régimen de teletrabajo y realizarán todos los trámites, evaluaciones y seguimientos de la misma forma que lo hace habitualmente (con las limitaciones que pueda provocar esta situación excepcional), y en los casos que sea viable, propondrán sustituir las visitas por videoconferencias.