NAIMA

Proyecto

NAIMA

Materiales de Na Ion para la fabricación de baterías para aplicaciones no automotrices

El proyecto de NAIMA demostrará que dos nuevas generaciones de células de Na-ion altamente competitivas y seguras son algunas de las alternativas más robustas y rentables para desbancar a las actuales y futuras tecnologías basadas en Li en aplicaciones de almacenamiento dedicado.

 

Este proyecto ha sido financiado por el programa de Investigación e Innovación de la Unión Europea HORIZONTE 2020 en virtud del acuerdo de subvención Nº 875629

15
SOCIOS
8
PAÍSES
8 M€
PRESUPUESTO TOTAL
3
AÑOS

En un click

Proyecto: 
NAIMA
Programa: 
HORIZON 2020
Fechas: 
2019-2022
Sector: 
Baterías
01
El Reto: 

El proyecto NAIMA demostrará que dos nuevas generaciones de células de Na-ion altamente competitivas y seguras son algunas de las alternativas más rentables para desbancar a las actuales y futuras tecnologías basadas en Li en aplicaciones de almacenamiento dedicado, hoy en día controladas por la industria asiática. La tecnología de disrupción de Na-ion ya está respaldada por una sólida cadena de valor de European Battery a través de su sólido compromiso de inversiones sustanciales en la fabricación de todos los componentes de una batería, preservando la propiedad y la fuerza de la industria en los países de la UE.

02
La Solución: 
En el marco del proyecto, se probarán 6 prototipos de SIB en 3 Escenarios de Negocio multiescala para proporcionar evidencias sólidas sobre la competitividad de la tecnología en 3 entornos reales. Para ello, la participación de los usuarios finales (EDF, GESTAMP, GOLDLINE) desempeñará un papel crucial como estrictos "auditores de tecnología" para evaluar la viabilidad de convertirse en "compradores potenciales" de SIB en sus ecosistemas de negocios. Además, el "enfoque de sostenibilidad" se asegurará mediante la definición de aplicaciones potenciales concretas de segunda vida y el cumplimiento de una alta tasa de eficiencia de reciclaje.
03
Los Resultados: 

La UE está haciendo la transición a un sistema energético seguro, sostenible y competitivo, tal y como se establece en la estrategia de la Unión Energética de la CE. La creciente penetración de las fuentes de energía renovable en el mercado energético de la UE, van de la mano de una alta competitividad de las tecnologías más consolidadas: Energía eólica y solar fotovoltaica