Pacto Verde Europeo: 100.000 M€ para lograr las emisiones cero en 2050

Pacto Verde
12/12/2019
La Comisión Europea ha aprobado el Pacto Verde Europeo que incluirá ayudas para reducir hasta un 50% las emisiones de CO2 para 2030, y totalmente para 2050.

La Comisión Europea aprobó ayer el Pacto Verde Europeo, una hoja de ruta para reducir a cero las emisiones netas de Co2 para 2050. Con esta estrategia se quieren asentar las bases para una Europa más limpia, saludable, ecológica y sostenible, y que ayude a transformar radicalmente el modelo económico del continente. Los 28 gobiernos de la Unión ratificarán tanto el objetivo de 2050 como los planes de financiación para movilizar hasta 100.000 millones de euros entre fondos públicos y privados.

La presidenta Ursula von der Leyen ha declarado lo siguiente: “El Pacto Verde Europeo es nuestra nueva estrategia de crecimiento, un crecimiento que aporta más de lo que consume.  Muestra cómo transformar nuestro modo de vivir y trabajar, de producir y consumir, para que vivamos de forma más sana y nuestras empresas sean innovadoras. Todos podemos participar en la transición y todos podemos aprovechar las oportunidades que brinda. Si somos los primeros en dar este paso y si lo hacemos con premura, contribuiremos a que nuestra economía sea líder mundial. Vamos a poner todo nuestro empeño en lograrlo, por el bien del planeta y de la vida que sustenta, por el patrimonio natural de Europa, por la biodiversidad, por nuestros bosques y por nuestros mares.  Si demostramos al resto del mundo cómo ser sostenible y competitivo, podemos convencer a otros países para que se nos unan”.

El Pacto Verde Europeo incorpora una hoja de ruta con una serie de actuaciones para impulsar el uso eficiente de los recursos mediante el paso a una economía limpia y circular y detener el cambio climático, revertir la pérdida de biodiversidad y reducir la contaminación. Describe las inversiones necesarias y los instrumentos de financiación disponibles, y explica cómo garantizar una transición justa e integradora. Esta estrategia abarcará todos los sectores de la economía, especialmente los del transporte, la energía, la agricultura, los edificios y las industrias, como las de la siderurgia, el cemento, las TIC, los textiles y los productos químicos.

Pacto Verde Europeo y otras estrategias

Para transformar en legislación la ambición política de ser el primer continente climáticamente neutro en 2050, la Comisión presentará en un plazo de 100 días la primera Ley del Clima Europea. La Comisión también presentará la Estrategia sobre Biodiversidad para 2030, la nueva Estrategia Industrial, el Plan de Acción de la Economía Circular, la Estrategia “de la granja a la mesa” de alimentación sostenible y propuestas para una Europa sin contaminación. Comenzarán de inmediato los trabajos para endurecer los objetivos de emisiones de Europa para 2030 y se fijará una senda realista hacia el objetivo de 2050.

La consecución de los objetivos del Pacto Verde Europeo exigirá una inversión significativa. Se calcula que cumplir los objetivos actuales en materia de clima y energía para 2030 requerirá 260 000 millones EUR de inversión anual adicional, lo que representa aproximadamente el 1,5 % del PIB de 2018. Para ello habrá que movilizar a los sectores público y privado. La Comisión presentará a principios de 2020 el Plan de Inversiones para una Europa Sostenible con el fin de contribuir a alcanzar las necesidades de inversión. Al menos el 25 % del presupuesto de la UE a largo plazo deberá dedicarse a la acción por el clima, y el Banco Europeo de Inversiones, que es el banco climático europeo, ofrecerá apoyo adicional. Para que el sector privado contribuya a financiar la transición ecológica, la Comisión presentará la Estrategia de Financiación Ecológica en 2020.

El plan también incluye la creación de un Mecanismo de Transición Justa para ayudar a los países para ayudar a llevar a cabo la reconversión. Ese instrumento contaría con un fondo específico de 5.000 millones de euros, más 5.000 millones procedentes de los fondos estructurales y otros 1.500 millones de euros para avales.

El potencial de movilización se elevaría, según la Comisión, a 35.000 millones de euros. Pero Bruselas aspira a llegar incluso a los 100.000 millones de euros gracias a la aportación de recursos de los Estados y a la contribución del Banco Europeo de Inversiones.

En marzo de 2020, la Comisión pondrá en marcha el Pacto por el Clima para dar voz y cometido a los ciudadanos en el diseño de nuevas acciones, la difusión de información, el comienzo de iniciativas de base y la presentación de soluciones que otros puedan repetir.

Proteger la biodiversidad y los recursos

Otra gran pata de la nueva estrategia incluirá la protección de la biodiversidad, la seguridad alimentaria y la lucha contra la deforestación porque “necesitamos cambiar la forma en la que producimos, consumimos y comerciamos”. En este ámbito, von der Leyen se compromete a presentar una nueva estrategia sobre biodiversidad, otra para fomentar una alimentación sostenible con nuevos objetivos de reducción de pesticidas (50% para 2030) y medidas para potenciar las áreas rurales, una tercera para luchar contra la degradación medio ambiental y la contaminación, una nueva estrategia industrial para el mes marzo, un nuevo plan de acción para impulsar el uso sostenible de recursos a través de la economía circular y medidas más concretas como la revisión de los productos de la construcción, la adopción de criterios sostenibles para las baterías que se comercialicen en la UE y la renovación de edificios así como nuevos planes de acción contra la contaminación del aire, la contaminación industrial de las grandes instalaciones o la gestión de residuos.

Contexto y entes

El cambio climático y la degradación del medio ambiente representan una amenaza existencial para Europa y el mundo. Para superar este reto, Europa necesita una nueva estrategia de crecimiento que transforme la Unión en una economía moderna, eficiente en el uso de los recursos y competitiva, en la que no existan emisiones netas de gases de efecto invernadero en 2050, en la que el crecimiento económico no dependa del uso de recursos y en la que no se desatienda a ningún ciudadano o región.

La Unión Europea ya cuenta con un historial sólido de reducción de sus emisiones de gases de efecto invernadero manteniendo el crecimiento económico. Entre 1990 y 2018, las emisiones bajaron un 23 %, mientras que el PIB de la Unión creció un 61 % en el mismo período. Sin embargo, aún queda mucho por hacer.

La Comunicación sobre el Pacto Verde fija la línea de actuación en los próximos meses y años. La labor que desarrollará la Comisión se guiará por las exigencias públicas de actuación y por los datos científicos de carácter incuestionable, contrastados de manera exhaustiva por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (IPBES), el Panorama de los Recursos Globales (Global Resources Outlook) y los informes de estado y perspectivas de 2019 de la Agencia Europea de Medio Ambiente.

 
Noticia realizada con la nota de prensa de la Comision Europea, y las de ElPaís, y el Periódico.
Fotografía de Arno Mikkor.

¿Te interesa todo lo relacionado con "Horizonte Europa"?

Subscribe you to our newsletter and we will keep you updated to the latest news

Leer más:

También te puede interesar:

DAPSI
24/09/2020
11 proyectos innovadores que contribuirán al avance de la investigación de la portabilidad de datos se suman a DAPSI
23/09/2020
Según la Comisión Europea, la supercomputación jugará un papel fundamental en el camino hacia la recuperación y la transformación a una Europa Digital
next-gen-eu
17/09/2020
El ‘Mecanismo de Recuperación y Resiliencia’ constituye el núcleo esencial de NextGenerationEU. La Comisión anima a los Estados miembros a presentar sus anteproyectos de planes a partir del 15 de octubre de 2020, siendo la fecha límite en abril del 2021.