GREEN DEAL: Europa compite con innovación y tecnología para la descarbonización de la economía

green-deal-desayuno
16/07/2020
Clara de la Torre, directora adjunta de la DG Clima, y europarlamentario Nicolás González Casares apuntan la oportunidad única que supone la transición energética para el sector público y las empresas. Ambos han participado en un desayuno sobre el Green Deal y la futura Ley del Clima organizado por la Cámara de España en Bélgica y Luxemburgo en colaboración con ZABALA

Europa tienen ante sus ojos la oportunidad única de desligar definitivamente el crecimiento económico de las emisiones de CO2. En medio de la pandemia global causada por el COVID, la apuesta de la Comisión Europea por la transición energética y el Green Deal (100.000 millones de euros), se revela como el camino viable para que Europa se siga diferenciando por la innovación y la competitividad. Tanto la Comisión como el Parlamento Europeo tiene el objetivo de la neutralidad climática para el año 2050, y para ello, el recorte estimado de emisiones deberá alcanzar el 50-55% en 2030. El Parlamento parte de un borrador más ambicioso, que estima el 65%, para comenzar la negociación.

Estas son algunas de las conclusiones más relevante del desayuno-debate organizada por la Cámara de España en Bélgica y Luxemburgo en colaboración con ZABALA, y que ha contado con dos de los ponentes más expertos en la definición de las políticas europeas en esta materia. La directora adjunta de la Dirección General de Clima de la Comisión Europea, Clara de la Torre, y el eurodiputado Nicolás González Casares, miembro de la Comisión de Industria, Investigación y Energía (ITRE Committee) del Parlamento Europeo y “shadow rapporteur” de la futura Ley del Clima.

La recuperación será verde o no será

Clara de la Torre ha destacado en su intervención el papel de la digitalización y la transición verde para el futuro de la UE. “El 25% de los fondos tienes que ser inversiones relativas para la lucha contra el cambio climático. La recuperación será verde y sostenible y si no, no será recuperación”. Su mensaje ha sido contundente en este sentido “El coste de la inacción es mucho más caro que el coste añadido. Los problemas de salud, las inundaciones son mucho más caras".

En este sentido ha añadido que la economía y competitividad se verán beneficiadas y ha señalado que la energía renovable ya es la más barata, considerando todos los impactos. En cuanto a una posible destrucción de empleos en sectores con menos capacidad de adaptación, ha considerado que instrumentos como el fondo social y el fondo de transición justa, deben servir generar puestos cualificados en sectores alternativos. “Invertir en nuevas tecnologías e innovación es fuente segura de crecimiento. Europa compite con la calidad y la innovación. Es una oportunidad de oro, para que por la fuerza no volvamos a situaciones del pasado que nos llevan a un callejón sin salida”.

En el mismo sentido, ha apuntado a la necesidad de la colaboración público-privada, un hecho que también se ha puesto de relevancia durante la crisis del COVID. Los presupuestos deben orientarse en ese sentido y la Alianza por el Clima es una muestra de este hecho.

En la misma línea ha señado que Europa puede estar orgullosa “de ser la única parte del mundo que tiene un marco legal que nos obliga a reducir emisiones para 2030”. La Comisión está trabajando para realizar un análisis de impacto que permita aumentar esta ambición y concretar el mix de medidas políticas necesarias para alcanzar estos objetivos.

Precisamente con este fin se está articulando la Ley del Clima Europea, que deberá de ser llevada a la realidad por los estados miembros. Es la manera de articular el Green Deal. “El Pacto Verde no es sólo una cuestión de políticas climáticas, economía tecnológica, circular, biodiversidad, cambios de comportamiento, cadenas de valor, o política industrial. Es una visión global de todos los componentes de nuestro sistema económico”, ha asegurado el eurodiputado Nicolás González Casares.

Para el representante en el europarlamento el Pacto Climático es necesario ir más allá de la legislación, y todos los sectores de la sociedad deben participar. De nuevo la colaboración público privada sobre la mesa, y también el papel de la ciudadanía europea. La innovación social y la participación ciudadana se han convertidos en actores clave para Europa desde hace mucho tiempo, y ahora su consideración es imprescindible en cualquier directiva. Para muestra el cambio que supone el rol ciudadano en las directivas de electricidad y renovables. Las autoridades regionales y locales también suben puntos en este ámbito.

La Ley del Clima debe materializar la ruta para la neutralidad climática. Para ello, la evaluación de impacto es fundamental y sus resultados se incorporarán a las discusiones finales.

De nuevo otro tema recurrente, aunar cohesión con compromisos climáticos en Europa. González Casares ha apuntado que los objetivos más ambiciosos en el Parlamento apuntan a que la neutralidad de emisiones debe ser cumplida por cada estado miembro, y para ello no queda otro remedio que avanzar en eficiencia energética, energías renovables, cambiar sistemas de transporte, electrificación, etc.

El Fondo de Transición Justa

En este escenario es imprescindible el Fondo de Transición Justa previsto por la Comisión. La idea es multiplicar por su presupuesto por cinco. De 7.500 millones de euros a 40.000. “Se dedicará principalmente a aquellos países que tienen que descarbonizar su economía, como es el caso de Polonia”, ha citado el europarlamentario.

Dificultades y oportunidad. Aquí se abre un potencial de inversiones muy grandes y para ello la llamada “taxonomía” desempeñará un papel fundamental definiendo lo que es verde y lo que no para apoyar la financiación en tecnologías sostenibles. “Las empresas tienen un papel decisivo para avanzar en este camino. Con estas herramientas y marco regulatorio es el momento de actuar”, ha afirmado el europarlamentario. Y ante estas oportunidades de negocio, “la legislación tiene que ser firme y segura para que se pueda llevar a cabo”.

La ley del Clima afectará al tráfico de emisiones, y se pretende incluir a nuevos sectores como el de la construcción. No todos los sectores son igual de sensibles a un cambio de precio, y esto forma parte del análisis de impacto que está realizando la Comisión-.

En cualquier caso, Europa se encuentra en un momento crucial de negociación de presupuestos, de cómo se va a invertir ese dinero en los próximos 7 años. Todo parece indicar que la apuesta por la innovación será verde y sostenible, y habrá oportunidades únicas para quienes sean flexibles y estén comprometidos y preparados para esta transformación.

¿Te interesa todo lo relacionado con "Horizonte Europa"?

Subscribe you to our newsletter and we will keep you updated to the latest news

Leer más:

También te puede interesar:

reindus-2020
07/08/2020
Dotado con más de 340M€, el Plan Reindus se dirige este año a empresas afectadas por la COVID-19 que desarrollen actividad industrial productiva, independientemente de su tamaño
Empresas-afectadas-por-el-coronavirus
06/08/2020
El Fondo de Apoyo a la Solvencia está dotado con 10.000 millones de euros para ofrecer apoyo a la deuda y el capital de las empresas afectadas por la pandemia del coronavirus
blog-agosto-estrategia-innovacion
06/08/2020
¿Y tú?, ¿piensas antes de disparar? Nuevo artículo de Guillermo Dorronsoro, Management Board Advisor en ZABALA Innovation Consulting y experto en Estrategia de Innovación