SCO2-FLEX: generación eléctrica más sostenible

SCO2-FLEX: generación eléctrica más sostenible
31/01/2018
Los principales actores en la industria de generación eléctrica con combustibles fósiles se beneficiarán de la financiación de 5 millones de euros por parte de la Unión Europea a través de este emblemático proyecto del programa Horizon2020. SCO2-FLEX contribuirá a la lucha contra el cambio climático en Europa y a la transición energética haciendo posible que la producción de energía eléctrica a partir de combustibles fósiles sea capaz de operar en un mercado energético más inteligente y flexible

Durante los días 18 y 19 de enero de 2018 en París, todos los socios han iniciado el proyecto financiado por la Unión Europea “Ciclo de CO2 supercrítico para un apoyo flexible y sostenible del sistema eléctrico” (SCO2-FLEX).

Este proyecto, liderado por la empresa energética francesa EDF, reunió a un grupo interdisciplinar de socios académicos, proveedores de tecnología y expertos de la industria que cubren toda la cadena de valor. El objetivo es adaptar las centrales eléctricas de combustibles fósiles a los requisitos del futuro sistema de energía.

“Creemos que la tecnología basada en sCO2 tiene el potencial de cumplir los objetivos de la Unión Europea para plantas de energía convencionales altamente flexibles y eficientes, mientras que reduce las emisiones de gases de efecto invernadero, los residuos y, sobre todo, la necesidad de agua. El objetivo del proyecto es desarrollar experiencia en sCO2 para la generación de electricidad y el interés de EDF es también el investigar la posible aplicación para energías renovables como CSP (Energía Solar concentrada) y biomasa”, dice A.Cagnac (EDF), coordinador del proyecto SCO2-Flex.

En efecto, se espera que las plantas convencionales proporcionen una potencia de respaldo fluctuante, para fomentar la integración de fuentes de energía renovables intermitentes (como la eólica y la solar) y para proporcionar la estabilidad a la red. Sin embargo, estas plantas no están actualmente en condiciones de sufrir grandes fluctuaciones en la producción de energía, como se prevé en escenarios futuros, en los que cada vez será más alto el porcentaje de energías renovables en el sistema eléctrico.

En este contexto, el consorcio sCo2-Flex aborda este desafío desarrollando y validando el diseño escalable/modular de un ciclo Brayton de 25MWe utilizando CO2 supercrítico que permitirá aumentar la flexibilidad operativa (cambios rápidos de carga, arranques rápidos y paradas) y la eficiencia de las centrales de carbón y lignito existentes y futuras, reduciendo así sus impactos ambientales, en línea con los objetivos de la Unión Europea.

Este proyecto, al llevar el ciclo sCO2 hasta un nivel de desarrollo a escala (TRL6), facilitará el camino para futuros proyectos de demostración y la posterior comercialización de la tecnología.

SCO2-FLEX es un consorcio basado en la industria formado por 10 jugadores clave reconocidos y con experiencia de 5 diferentes estados miembros de la UE dirigidos por ELECTRICITÉ DE FRANCE (EDF). El consorcio incluye grandes empresas de tecnología: NUOVO PIGNONE (BH General Electric Italia), UJV REZ, CENTRO SVILUPPO MATERIALI, CENTRUM VYZKUMU; PYMES: FIVES CRYO, ZABALA e instituciones académicas: POLITECNICO DI MILANO, UNIVERSITAET DUISBURG-ESSEN, UNIVERSITAET STUTTGART. ZABALA participa en el proyecto dando soporte al coordinador en la gestión del proyecto y liderando las tareas de diseminación y explotación, así como aspectos éticos e innovación social.

Este proyecto está co-financiado por la Comisión Europea con una subvención del Programa Horizon2020 de 5 millones de € y se ejecutará durante 3 años.