PROFARMA 2017: aumentar la competitividad de la industria farmacéutica

PROFARMA2017
24/08/2017
PROFARMA (2017-2020) es la gran oportunidad para que las empresas farmacéuticas avancen hacia un cambio de modelo productivo, aumentando su capacidad de atraer capitales y de generar empleo. El plazo de presentación de solicitudes y documentación para la convocatoria 2017 comenzará el día 2 de octubre y finalizará el día 15 de noviembre

PROFARMA pretende fomentar la competitividad de la industria farmacéutica en España a través de la modernización del sector y la potenciación de aquellas actividades que aportan un mayor valor añadido. 

Para ello evalúa a las empresas que se presentan a este plan de forma independiente y homogénea y las clasifica según parámetros anuales de investigación, inversión, empleo, etc. Tras la evaluación, el plan PROFARMA clasifica a las empresas en:
→ Grupo A: Compañías con actividad investigadora significativa con planta propia de producción farmacéutica o centro propio de I+D básica o preclínica.
→ Grupo B: Empresas con planta propia de producción farmacéutica y que realizan algunas actividades de I+D+i, como desarrollo tecnológico, pero no alcanzan el nivel de significativas.
→ Grupo C: Empresas sin planta de producción farmacéutica pero con actividad de I+D+i propia o contratada en el territorio nacional.
Adicionalmente, las empresas se clasificarán en las categorías de Excelente, Muy Buena, Buena o Aceptable en función de la puntuación recibida.

BENEFICIARIOS

Empresas del sector farmacéutico, ubicadas en España, que fabriquen medicamentos de uso humano (o materia prima para la fabricación de medicamentos de uso humano) y que realicen actividades de I+D+i farmacéutica en el territorio nacional.

SOLICITUDES

Los laboratorios tendrán que presentar las solicitudes entre el 2 de octubre y el 15 de noviembre del presente año. La convocatoria de PROFARMA 2018 estará abierta a solicitudes entre el 16 de mayo y el 6 de julio del año que viene. Para las de 2019 y 2020 el plazo estará abierto desde el 1 de abril hasta el 29 de mayo de los respectivos años.

Entre los criterios de evaluación del Plan Profarma se incluyen la existencia de planta propia de producción farmacéutica, la inversión o ampliación en plantas, la inversión en I+D y centros de investigación, la realización de ensayos clínicos en territorio nacional o la participación en consorcios para realizar I+D. También se tendrán en cuenta la creación de nuevos puestos de trabajo, el número de nuevas entidades en estudio, la transferencia de tecnología derivada de la concesión de licencias, las patentes o la mejora de la balanza comercial.