Innovación Social: Repsol impulsa prácticas de debida diligencia con las comunidades indígenas en Colombia

Innovación Social: Repsol impulsa prácticas de debida diligencia con las comunidades indígenas en Colombia
27/12/2017
El proyecto quiere generar espacios de diálogo y consenso con los agentes locales y contribuir a una cultura corporativa responsable que genere valor social en sus ámbitos de actuación

Fundación Repsol está impulsando prácticas de debida diligencia en dos departamentos colombianos con el objetivo de generar espacios de diálogo y consenso con las comunidades indígenas y campesinas locales. En concreto, estas experiencias de buenas prácticas se están desarrollando en la Guajira y en Meta.

La debida diligencia supone asegurar el compromiso del gobierno corporativo con los derechos humanos para analizar los impactos potenciales (estudios de impactos en derechos, análisis riesgos sociales), e incorporar acciones para remediar o mitigar los impactos negativos que se puedan producir. Además, implica favorecer la inversión social, mantener un diálogo permanente con los titulares de derechos, y obtener licencias sociales.

Las acciones están siguiendo dos líneas principales de intervención con estos objetivos:

1. Fortalecer las capacidades y organizaciones de comunidades indígenas para definir planes de desarrollo complementarios con la actividad empresarial de Repsol.

2. Generar espacios de diálogo e integración con las comunidades campesinas.

A través de este proyecto se pretende desarrollar un modelo de buenas relaciones con comunidades indígenas y campesinas en el marco de la debida diligencia empresarial y de derechos humanos. De esta forma, se generará confianza entre las comunidades y la empresa, y se podrán identificar impactos y necesidades de las comunidades con las que se va a trabajar o se está trabajando en proyectos de exploración y explotación, así como obtener las licencias sociales necesarias.

Durante los meses de octubre y noviembre de 2017 ZABALA ha impartido varios talleres de capacitación en materia de debida diligencia empresarial y derechos humanos en estas regiones colombianas. El director del área de Innovación Social, Mikel Berraondo se encargó de impartir los talleres en la Alta Guajira (octubre 2017), mientras que Paula Rico, consultora de la misma área de la empresa, se encargó de realizarlas en el Departamento del Meta (noviembre 2017).

El objetivo de los talleres, que se van a realizar durante todo el proyecto (2017-2019) es desarrollar capacidades en las comunidades para que puedan negociar directamente con las empresas que mantengan actividad en su territorio y áreas de influencia. Asimismo, está contemplado llevar a cabo talleres de capacitación dirigidos a las empresas para que integren la debida diligencia en sus actividades empresariales.

Los talleres celebrados en la Alta Guajira se llevaron a cabo en Puerto Estrella y en Cabo de la Vela, y estuvieron centrados en conceptos relacionados con la promoción del respeto a los derechos humanos, a los derechos de los pueblos indígenas, la consulta previa libre e informada y su integración en la debida diligencia empresarial.

Por su parte, los talleres del Meta se realizaron en el marco de un proyecto en ejecución en la región de fortalecimiento de la competitividad de las empresas asociativas y promoción del crecimiento sostenible de las zonas rurales colombianas. Este proyecto cuenta con recursos de Repsol Colombia y la Embajada de Canadá, cuya entidad ejecutora es la ONG canadiense SOCODEVI con la que se está colaborando. Los talleres se enmarcaron en las Escuelas de Campo (ECAS) del proyecto “Procompite” de manera complementaria a su formación. Los aspectos tratados hicieron referencia a los derechos humanos, normativa internacional y nacional, Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos, así como Objetivos para el Desarrollo Sostenible (ODS)