Claves para la innovación y la cooperación en el sector agroalimentario

Claves para la innovación y la cooperación en el sector agroalimentario
19/05/2016
La jornada “Agroinnovar en red” organizada recientemente por ZABALA en Madrid reunió a más de 50 representantes del sector

El sector agroalimentario en España es uno de los que más crece y potencial de innovación e internacionalización tiene. En torno a este contexto giraron las reflexiones de la jornada “Agroinnovar en red” organizada recientemente en Madrid por ZABALA Innovation Consulting. En la misma participaron en torno a 50 agentes relevantes que conocieron de primera mano las oportunidades financieras disponibles para el sector agro y propiciar la cooperación.

La industria alimentaria, con más de 90.000 millones de euros de facturación anual, es el mayor sector industrial de España y la cadena de valor agro-mar-alimentación aporta más del 8% del PIB, configurándose como el segundo pilar de la economía española. De ahí su gran importancia como sector innovador.

El objetivo planteado en la jornada fue fomentar proyectos cooperativos que permitan ser mucho más fuertes y competitivos, siempre con las miras puestas en Europa y el mercado internacional.

Las abejas como “leiv motiv” del evento sirve para inspirar la cooperación, pero también se trata de una especie que hay que proteger y cuidar porque de ella dependen el resto de las especies, semejante a lo que sucede con la I+D y las empresas en España.

En la actualidad se dispone de diferentes convocatorias de ayudas en el ámbito nacional y europeo (INNTERCONECTA, CIEN, EKA, Programa Horizonte2020, Grupos Operativos supranacionales). La jornada tenía como objetivo propiciar el acercamiento de entidades del sector agroalimentario, contribuyendo a crear las condiciones para generar conocimiento y aportar valor a la cadena a través del trabajo en red

Las principales oportunidades y barreras detectadas fueron las siguientes:  

  • El sector se caracteriza porque la percepción respecto al nivel tecnológico es muy contradictoria debido al gran desconocimiento acerca de las actividades agroalimentarias.
     
  • La enorme complejidad de la cadena de valor agroalimentaria dificulta en ocasiones su dinamismo así como su capacidad para cooperar en la búsqueda de soluciones y la mejora de competitividad en los mercados, sobre todo en el exterior. La innovación es crucial para lograr la diferenciación de productos y servicios, y generar valor en el sistema agroalimentario.
     
  • Necesidad de vencer las reticencias a innovar en el sector productor primario (agricultura y ganadería), por su importancia para la generación de empleo y evitar la pérdida de población en el ámbito rural. La atomización dificulta el proceso innovador. La cooperación con socios tecnológicos puede ser clave para lograr efecto arrastre de las pymes del sector.
     
  • El enfoque multiactor como modelo interactivo de innovación en el sector agroalimentario. Necesidad de abordar la problemática común con una visión integral e innovadora.
     
  • En el marco de la agroindustria existe más conciencia de la importancia de la innovación (el 20% de proyectos de CDTI son de la rama agroalimentaria). Se trata de una oportunidad.
     
  • Existe un “espacio” que hay que salvar entre la universidad y la empresa. Es necesario orientar el conocimiento hacia mercado (modelo spin-off por ejemplo).
     
  • Hay cuestiones que se están investigando que pueden ser de interés para la empresa y que pueden dar como resultado la materialización de proyectos demostradores. Importante visibilizar capacidades y líneas estratégicas.
     
  • Importancia de contar con socios y redes adecuadas y de interés estratégico real. Muchas veces se trata de generar valor en torno al conocimiento existente. Es importante buscar la especialización.

En definitiva, se  trata de un sector tradicional y que no ha presentado innovaciones disruptivas muy llamativas y además presenta una elevada atomización, pero que sin embargo tiene una gran potencialidad si se consideran los aspectos antes mencionados y comenzamos a “Agroinnovar en red”.

Para este tipo de proyectos colaborativos, es recomendable rodearse de socios con experiencia y con los que hayas trabajado antes o de los que tengas referencias, así como apoyarse en entidades expertas en la preparación y gestión de los proyectos, ya que lo más importante es el éxito del proyecto y la ayuda es tan sólo un incentivo.