Casi 1.000 millones de euros de la UE para fomentar el crecimiento en cinco regiones españolas

11/11/2015
Adoptados los programas operativos de Aragón, Asturias, Castilla y León, Madrid y Melilla.

Bruselas ha adoptado los programas operativos para el periodo 2014-2020 de cinco regiones españolas: Aragón, Asturias, Castilla y León, Madrid y Melilla. En total, 987 millones de euros de inversiones con cargo al Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) que pretenderán crear nuevas oportunidades de crecimiento y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, abordando “desde la investigación y la innovación” hasta la “transición hacia una economía ecológica”.

En este sentido, la comisaria de Política Regional, Corina Cretu, ha asegurado que “cada programa se ajusta a las necesidades y retos de cada región”, y ayudarán a España “a continuar mejorando su situación económica, con la creación de empleo sostenible y crecimiento”.

Aragón, con un presupuesto total de 240 millones de euros quiere promover la investigación y la innovación con arreglo a la estrategia de especialización inteligente de la región, según explica la Comisión, donde las TIC adquieren un papel principal. Entre sus objetivos se encuentra que toda la población disponga de acceso a una velocidad de banda ancha igual o superior a 30 Mbps. Otro de los puntos fuertes sería la transición a una economía de bajas emisiones de carbono, aumentando su capacidad de producción de electricidad a partir de fuentes renovables. Del montante total, la Unión Europea aportará unos 120 millones de euros.

En el caso de Asturias, el importe del programa es de 317 millones de euros, de los que 254 millones proceden de la UE, y estará enfocado a la investigación y la innovación, la competitividad de las pymes y la protección del medio ambiente. Se espera que gracias a ello se genere un crecimiento del 10% en el número de pymes de la región que exportan al extranjero, un mayor gasto del sector privado en I+D y un aumento del 20% en el volumen de aguas residuales tratadas.

Castilla y León cuenta con el presupuesto más alto de las cinco regiones, 629 millones, de los que la mitad, 314 millones, los aporta el FEDER. En este caso estarán destinados a apoyar la transferencia de conocimientos especializados a través de más de 700 asociaciones entre empresas y centros de investigación, además de conectar a la población a la banda ancha de alta velocidad, al igual que pretende hacer Aragón. Además, una parte estará dedicada también a mejorar el cuidado del medio ambiente.

Por su parte, Madrid dispone de 475 millones de euros, de los que 250 proceden de la UE. Los objetivos se centran aquí también en la investigación y el desarrollo, previéndose la generación de más de 500 asociaciones entre empresas y centros de investigación y mejoras en instalaciones para más de 6.000 expertos. Se adquirirán también 200 vehículos de transporte público de alta eficiencia energética y se desarrollará un 6,81 MW de capacidad adicional para la producción de energía a partir de fuentes renovables, con lo que se producirá una reducción en las emisiones de carbono. Asimismo, se fomentará la vivienda social y la conservación del patrimonio cultural.

Por último, Melilla cuenta con 61 millones de euros, aportando 49 millones el fondo comunitario. La transición a una economía de bajas emisiones y la protección del medio ambiente son los dos hitos principales. Se invertirá además en infraestructuras de educación y formación.