10 consejos para participar con éxito en proyectos europeos

10 tips para participar con éxito en proyectos europeos
26/01/2016
Cualquier compañía que quiera destacar para bien en el mundo de la innovación debe participar exitosamente en proyectos europeos ya que dan acceso a tecnología puntera, a consorcios con empresas reconocidas, a subvenciones considerables e incluso facilitan la labor comercial.

Evelio Jimeno, consultor de I+D de ZABALA Innovation Consulting

Lo ideal para participar en proyectos europeos es ser una gran compañía y “LIDERAR” un proyecto brillante o que “TE INVITEN” a un proyecto como socio, con libertad presupuestaria y haciendo tareas dentro de tu expertise y estrategia empresarial. Si eres una pyme, la opción de liderar el proyecto se complica y la posibilidad de que te inviten no ocurre tan a menudo como te gustaría, y cuando ocurre, la calidad de los proyectos o la importancia de tu participación es cuestionable. Y si eres grande, te invitan tan frecuentemente que resulta difícil saber elegir qué proyecto elegir por su encaje en la empresa o porque, aunque algunos no lo crean, tus recursos internos también son limitados.

Se cual sea tu caso, tenemos buenas noticias porque siendo proactivos y utilizando herramientas sencillas a nuestro alcance podemos “AUMENTAR SIGNIFICATIVAMENTE NUESTRA PARTICIPACIÓN EN PROYECTOS EUROPEOS Y NUESTRAS POSIBILIDADES DE ÉXITO”. Aquí tienes 10 consejos para ayudarte a lograr tu objetivo:

1. Define claramente tus líneas de investigación e innovación para los próximos 4 años. Si tienes un abanico demasiado amplio, no lo dudes, identifica las de mayor prioridad empresarial y mayor potencial para generar proyectos de I+D y utiliza el principio de Pareto sin miedo: escoge el 20% que crees que podrán darte el 80% de los resultados desechando aquellas que no son fundamentales para la empresa. No te preocupes porque cuando sigas el proceso podrás reorientar la selección si es necesario. Una simple tabla puede ayudar.

Línea de I+D    

(A) Prioridad empresarial (1-10)    

(B) Potencial en proyectos (1-10)  

(AxB) Puntuación (1-100)

2. Saca brillo y exprime al máximo estas líneas de investigación. Identifica las aplicaciones más innovadoras, las de mayor interés para el mercado, las de mayor dificultad tecnológica, o las que soñaría tener tu competencia. Con esto deberíamos tener 3 o 4 ideas potentes para nuestra empresa o área de negocio que podemos sintetizar en el título del proyecto o el de un posible paquete de trabajo.

3. Identifica los tópics en los que encajan tus líneas de investigación. Hay que reconocer que aquí hay un mar de convocatorias, pero seguro que alguien de tu organización, de CDTI o de consultoras como ZABALA puede echarte una mano. Aquí te dejo un Calendario con las principales convocatorias abiertas en 2016 y 2017 que puede ser de gran ayuda para identificar tus oportunidades.

4. Piensa en grande y avanza paso a paso. Si eres una pyme, y sobre todo si no tienes experiencia en proyectos europeos, no olvides que hay convocatorias como Instrumento PYME, Fast Track to Innovation o Parternariados Público Privados sectoriales (Clean Sky, Factories of the Future, Energy-efficient Buildings, Innovative Medicines entre otras) en las que puedes tener un rol más importante y liderar la presentación de la propuesta sin depender de la invitación a grandes consorcios.

5. Utiliza tus redes y colabora. No lo dudes y llama a tus principales proveedores o clientes. Contacta también con los centros tecnológicos especializados en tus campos de investigación. Y sobre todo, piensa en internacional, exprime tus contactos internacionales porque si no terminarás presentando un proyecto nacional o regional (que puede que no esté nada mal).

6. Aumenta tu visibilidad. Asiste a Infodays y Brokerages, a ser posible a nivel europeo porque en tu zona ya conoces a tu sector de sobra y también te conocen. Si no puedes asistir, hay alternativas, por ejemplo desde ZABALA nos ponemos la camiseta de tu empresa y vamos allí en tu representación para presentarte a coordinadores o socios internacionales.

7. Rastrea a los mejores. En las bases de datos de CORDIS puedes buscar los proyectos aprobados en convocatorias anteriores (principalmente de FP7 aunque empieza a haber también datos de H2020) y los socios de los mismos. No seas tímido, prepara un buen powerpoint y contacta con ellos por mail, pero sobre todo por teléfono o en eventos de CDTI o de la Comisión Europea. Las probabilidades de éxito no suelen ser muy altas, pero estamos sembrando y hay que tener un poco de paciencia.

8. Busca ofertas de participación en proyectos europeos pero ándate con ojo. Como ya sabrás hay varias páginas en el ámbito europeo en el que se buscan socios para proyectos. Desde luego son muy interesantes, pero también es cierto que normalmente los mejores proyectos no necesitan de estas plataformas para conseguir el consorcio que buscan, así que si las utilizas, sé especialmente selectivo.

9. Colabora con plataformas y clústers: Muchos de los proyectos ganadores se cuecen previamente en asociaciones sectoriales y no necesitan ir a los Infodays. Identifica los grupos que trabajan en los programas de trabajo, contacta con ellos y colabora con ellos.

10. Dosifica y sé selectivo: Antes de entrar en un consorcio o montar el tuyo propio, evalúa y analiza las posibilidades reales del proyecto. Lee en profundidad la convocatoria objetivo y ponte en la piel del evaluador: valora la ambición y el grado de innovación del proyecto, la capacidad y complementariedad del consorcio, el impacto en el mercado, la competencia esperada y selecciona sólo aquellas propuestas que ofrezcan altas probabilidades de aprobación. Es preferible centrar nuestros esfuerzos en las mejores propuestas.

Y por supuesto, mantén la actitud proactiva, los frutos llegarán con total seguridad.

¡Ánimo y suerte!